C

Cathaysa Delgado, campeona del mundo de Mua Thai PRO-AM 2018

cathaysa3

La tinerfeña Cathaysa Delgado se ha proclamado campeona del mundo de Muay Thai Pro Am (57Kg) el pasado 20 de marzo, después de vencer en Bangkok a la representante de Estados Unidos, a quien se enfrentó en la final de su categoría.

Cathaysa ha ganado el combate contra la norteamericana por decisión unánime de los jueces y ante una rival mucho más experimentada.

La española, en solo dos años, ha conseguido el oro en el campeonato nacional y dos veces y se ha proclamado Campeona de Europa.

El pasado mes de octubre de 2017 había revalidado el título de Campeona de Europa de Muay Thai en Milán, lo que le ha permitido viajar en marzo de 2018 a Tailandia para competir en el que ha sido su segundo Campeonato del Mundo. La primera toma de contacto en la máxima competición le permitió llevar a España la plata, quedando subcampeona del mundo.

cathaysa1Pero quedó la espinita clavada y, en esta ocasión, Cathaysa, se la ha sacado de golpe batiendo acatla estadounidense sin dejar la mínima duda a los jueces, antes de colgarse el oro y convertirse en Campeona del Mundo de Muay Thai Pro-Am, ante una rival con una trayectoria mucho más larga que la suya y experiencia en competiciones de categoría profesional. Cathaysa empezó a entrenar hace 15 años aproximadamente, cuando aún era una niña.

La afición a este deporte casi que le viene en la sangre. Ama las artes marciales desde que tiene uso de razón. Siempre que le preguntan, ella explica que desde que tiene conciencia recuerda que, en lugar de utilizar juguetes como cualquier niña, ella se imaginaba subiendo a un ring y retransmitía, ella misma, el combate: “¡En la esquina roja, Cathaysa Delgado!”.

Es su sueño desde muy pequeña. Se veía ahí, visualizaba el éxito dedicándose a las artes marciales con apenas unos años.

Comenzó practicando kick boxing. Pero las circunstacias le llevaron a conocer el Muay Thai y a competir en este arte marcial ya que, hace algo más de dos años, cuando tomó la decisión de comenzar a competir, se encontró con grandes dificultades para cerrar combates de kick boxing con otras luchadoras de su categoría. Quizás porque la presencia femenina, no solo en la práctica sino sobre todo en la competición, en este tipo de deportes, es menor que la masculina.

Cathaysa empezó a entrenar hace unos 15 años aproximadamente, cuando aún era una niña.

No había demasiadas posibilidades en kick boxing, pero sí se abrieron las puertas de competición en Muay Thai. Las oportunidades se aprovechan o se pierden. A partir de ahí Cathaysa se ha centrado en este arte marcial, mejorando y perfeccionando su técnica hasta llegar aquí: en dos años ha ganado un campeonato nacional, dos europeos, ha quedado subcampeona del mundo en 2017 y finalmente campeona del mundo este mes de marzo.

CategoriesSin categoría