Chova Piquirroja

Textos y fotografía: Carlos Vermeersch Santana | www.carlosvphotography.com | Instagram @carlosvphotography

chova1En la isla de La Palma, y antaño en Tenerife y La Gomera, habita el único córvido de Canarias a excepción del cuervo, Pyrrhocorax pyrrhocorax barbarus, el “cuervo de color fuego bereber”, llamada chova piquirroja, y localmente graja. Canarias y el Norte de África comparten esta subespecie y se distingue de las demás por el matiz verdoso de su plumaje y también por tener el mayor pico de su especie.

Hay otras 7 subespecies que se distribuyen desde las Islas Británicas y la Península Ibérica hasta el Mar Amarillo en China. Superado en tamaño por su pariente el cuervo, sigue siendo un pájaro de considerables dimensiones. Sus patas y pico decurvado de color rojo le dieron su nombre científico. El vuelo se caracteriza por maniobras acrobáticas y caídas en picado. En ellos se hacen evidentes sus alas anchas digitadas y su cola cuadrangular. Es un ave alpina, habitante de escarpes rocosos altimontanos, llegando en algunos casos hasta acantilados costeros. Es de hábitos gregarios, formando grandes grupos bulliciosos. Su reclamo es penetrante y metálico, emitiendo un estridente “quia” o “cuacac”. A diferencia de los demás córvidos, se alimenta principalmente de invertebrados y en ocasiones incluso de algún lagarto, que encuentran en espacios abiertos en el suelo y en las grietas de las rocas, sirviéndose de su largo pico para atraparlas. En invierno sus presas escasean y aumenta la proporción de semillas y frutos en su dieta. En abril los machos cortejan a las hembras mediante una exhibición aérea. La pareja elige cuidadosamente el emplazamiento de su nido, donde la hembra pondrá entre 3 y 5 huevos que incubará ella sola durante casi 3 semanas. Después de algo más de un mes de cuidado paternal, las crías abandonan el nido y serán independientes tras unas semanas más. A pesar de beneficiar la agricultura, el uso de plaguicidas disminuye sus poblaciones. El turismo incontrolado y los okupas que se instalan ilegalmente en cuevas también constituyen un preocupante peligro al privarles de lugares de nidificación y dormideros. Por ello, la subespecie presente en Canarias está catalogada como “en peligro”.

Nombre científico: Pyrrhocorax pyrrhocorax barbarus.

Familia: Corvidae.

Otros idiomas:

EN: Red-billed chough.

NL: Alpenkraai.

FR: Crave à bec rouge.

DE: Alpenkrähe.

Longitud39-43 cm

Envergadura76-80 cm

FenologíaResidente.

HábitatParedes altimontanas, acantilados costeros, espacios abiertos Estado de conservación: En peligro.

DistribuciónLa Palma.