C

Consejos para viajar en coche con tu perro

perro

Cristina Aranguren | Educadora canina

Es probable que tu perro vaya a viajar en coche alguna que otra vez a lo largo de su vida y, seguramente, te preocupe cómo percibe tu compañero estos viajes.

Viajar en coche supone permanecer durante un tiempo en un lugar pequeño, con ruidos y movimientos impredecibles para él. Por eso es tan importante habituarlo de forma progresiva y positiva, con experiencias gratificantes para el perro.

1. USO DEL CINTURÓN DE SEGURIDAD PARA PERROS
Para lo cual necesitaremos un arnés especial para el coche y un enganche especial.

2. USO DE REJILLA HOMOLOGADA PARA TU COCHE
Con ello se consigue una separación entre el maletero y el resto del vehículo, imposibilitando que el perro pueda
llegar hasta el conductor.

3. TRANSPORTÍN
Si tu perro tiene positivizado el transportín es una gran opción. Puede ir en el maletero, en los asientos traseros debidamente sujeto o en el suelo. Si esta es tu elección no olvides positivizar el transportín previamente.

SI YA ESTÁIS PREPARADOS PARA REALIZAR UN TRAYECTO LARGO, RECUERDA:

• Tener el coche ya preparado antes de que tu perro suba.
• Darle un paseo antes de viajar, en donde pueda hacer sus necesidades, hacer algo de ejercicio y olfatear, de este modo estará más relajado.
• Llevar agua para evitar que pueda deshidratarse.
• Realiza paradas cada cierto tiempo para que pueda salir y desconectar del coche. Elige lugares que no supongan un peligro para tu perro.
• Escoger la ruta de conducción más suave, así tu perro irá más cómodo.
• ¡Disfrutar del viaje!

Antes de hacer cualquier viaje, por corto que sea, es conveniente que nuestro perro aprenda a entrar y salir del coche con naturalidad. Podemos hacer esto con juego y/o con comida. Con ello ya estaremos generando una asociación divertida con el coche. Durante este proceso no es necesario mover el coche, aunque podemos empezar a poner el motor
en marcha para que se acostumbre a su sonido.

Cuando entre y salga con naturalidad es especialmente importante enseñar a nuestro perro a salir del coche únicamente bajo nuestra señal. De esta manera evitaremos posibles accidentes al no permitir que nuestro perro salga de manera descontrolada del coche.
Ahora que ya espera a que le demos la señal para salir del coche es el momento de empezar a hacer pequeños trayectos, siempre a destinos que le encanten a nuestro perro para crear con el coche una asociación aun mejor. Aumenta de manera progresiva la duración de cada viaje para darle tiempo a que se vaya acostumbrando. Una conducción suave y tranquila también le ayudará a acostumbrarse con más facilidad.

Si tu perro lleva mal viajar en coche, quizás por una pasada mala experiencia, puedes realizar este mismo procedimiento, siempre de forma calmada y dejando que sea tu perro quien marque el ritmo. No importa si tu perro es ya adulto o un cachorro, lo más importante es que cada experiencia que tenga con el coche mientras está en proceso de acostumbrarse sea positiva.

CategoriesSin categoría