D

Diez consejos para practicar un Email marketing eficaz

Email Marketing

KINEWA.COM | Departamento digital

El correo electrónico es uno de los servicios más antiguos de Internet, y sin embargo, no ha perdido la menor utilidad a pesar de la aparición, con el tiempo, de múltiples formas de comunicación, como la mensajería instantánea. El uso que hacen los usuarios de él, no es del todo correcto en materia de productividad personal, siendo odiado por muchos al suponer una importante fuente de estrés laboral. En cualquier caso, a continuación, vamos a referirnos a su uso comercial.

Antes que nada, recuerda que los usuarios tienen una predisposición negativa a los correos electrónicos de carácter comercial. Apenas lo examinan, pasando a ser rápidamente etiquetados como spam. Para reducir las posibilidades de desprecio por parte del usuario, incluso el rechazo hacia nuestra marca por la molestia ocasionada, ahí van diez consejos:

1. Como con cualquier acción de marketing digital, hazlo con sentido estratégico. ¿Cómo es el público al que pretendes impactar? ¿Qué expectativas puede tener ante un Email como el que quieres enviarle? ¿Suele chequear su correo? Sabidas estas y otras cuestiones, márcate un objetivo; por ejemplo, que un número determinado de usuarios te lean, hagan clic, compren… El que estimes oportuno.

2. Define el tipo de correo electrónico que vas a enviar. Puede ser una newsletter (correo electrónico con más de un contenido que enviarás periódicamente) o una alerta (envío puntual con solo un contenido).

Email marketing3. Piensa en un contenido de valor, corto, legible, directo, pensado para tu público, con un diseño limpio y que se adapte perfectamente a los dispositivos móviles. También incluye un “Call-To-Action”, esto es, una llamada a la acción clara; por ejemplo, un botón que diga: “Descárgatelo ya” (si la conversión fuera una descarga).

4. Crea una base de suscriptores (futuros receptores) a los que creas que interesará tu comunicación, incluso, puedes segmentarla en caso de que vayas a personalizar el contenido según los perfiles de usuario a los que te vayas a dirigir.

5. Recuerda siempre que no estás ante direcciones de correo electrónico, sino de personas. Personas con unas necesidades y expectativas, a quien sorprender a cambio de unos segundos de su tiempo.

6. A la hora de recabar direcciones de correo electrónico, anuncia el compromiso. Si incluyes en tu sitio web un formulario de suscripción, plantéate pedir solo el Email. Ya habrá oportunidad de recabar más datos, y sobre todo, acompaña ese campo de formulario con un texto en el que digas qué vas a hacer a cambio de ese Email, qué información enviarás, con qué frecuencia, etc.

7. Mantén la puerta abierta para quien quiera irse. Ponlo fácil a quien desee darse de baja; quien se va, no está interesado y nunca podremos obtener rentabilidad de él. Así, además, mantendremos una purga constante de la lista de suscriptores. Allí donde hay puertas cerradas, hay mayor desconfianza y ganas de marcharse, ¿no crees?

8. Comunica solo cuando tengas algo interesante que decir. Si, por ejemplo, en un envío periódico mensual, no haces un envío un mes determinado porque no tienes ninguna novedad que contar, no te preocupes porque nadie te echará de menos; sin embargo, si envías un contenido inútil, te echarán de más (causarán baja).

9. Analiza las estadísticas de uso de tus comunicaciones. Las modernas aplicaciones de Email marketing permiten saber, en tiempo real, cuántos usuarios han abierto el Email, quiénes hicieron clic en él, en qué enlaces, qué día, a qué hora, desde qué ciudad… incluso, vinculando estas estadísticas a soluciones como Google Analytics, podemos saber qué han hecho en el sitio web los usuarios que han recibido el Email, y en un comercio electrónico, incluso, si acabaron comprando.

10. Cumple la legislación vigente y hazlo saber al usuario, principalmente, la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal. En ella se fijan obligaciones que debemos cumplir si no queremos llevarnos sorpresas desagradables; asimismo, su cumplimiento producirá confianza al usuario, sobre todo, a la hora de suscribirse voluntariamente, predisponiéndole a ello. No busques soluciones ilícitas como la compra de bases de datos de usuarios. Es preferible procurar el impacto a unos pocos con altas posibilidades de fidelización, y siempre, de manera legal.

CategoriesSin categoría