El charco azul, una obra de arte en El Hierro

charca1

Texto: Luis Yrissarri – losviajesporelmundo.com | Fotografía: Luis Yrissarri

El mar azota con fuerza el norte de la isla de El Hierro. Con el paso del tiempo ha sido capaz de ir esculpiendo, junto a la lava caliente que emanaba del interior de la isla, maravillosas obras de arte en la dura roca negra que cubre sus costas.

En El Golfo, valle originado por una gran depresión volcánica, se encuentra un gran museo al aire libre de piscinas naturales. Entre todas sus obras, destaca una afortunada: el Charco Azul. En el norte de la isla de El Hierro, podemos encontrar multitud de piscinas naturales de origen volcánico, muchas de ellas fueron aprovechadas y adaptadas para el baño, siendo uno de los mayores reclamos turísticos de la isla. El Charco Azul se encuentra aquí, en uno de estos enclaves esculpidos a los pies de un acantilado. Un capricho del azar o un milagro de la naturaleza provocó la formación de este lugar donde hoy en día llegan cientos de turistas para darse uno de los baños más impresionantes de sus vidas.

charca3

No exagero al afirmar estas palabras. Yo mismo pude disfrutar de tal capricho, de este milagro de la naturaleza, y en esta ocasión, la suerte estuvo de mi lado cuando el frío y un poco de lluvia, alejó a todos menos a mí. Fue una fiesta privada para todos mis sentidos. Seamos sinceros: no esperaba bañarme, ya que hacía mucho frío, pero al verme tan solo, no pude reprimir el deseo de sentir lo que se experimenta cuando uno se sumerge en esa agua tan transparente y turquesa. El frío desapareció casi al instante. El agua estaba calentita o esa fue mi impresión, supongo que gracias a la emoción. Hay una zona de solárium hecha de madera donde podrás dejar tu toalla y disfrutar de un rato al Sol. La verdad es que está todo muy bien montado. Un entorno único con el que El Hierro tiene el privilegio de contar. Sin duda y tras tres días en esta preciosa isla, fue una de las mejores experiencias que pude disfrutar en la isla del meridiano.

¿CÓMO LLEGAR AL CHARCO AZUL?

Se encuentra en la carretera HI-551, en la localidad de Los Llanillos, en Frontera. Desde nuestro alojamiento en el Hotel de Punta Grande, el más pequeño del mundo, en Las Puntas, hasta el Charco, son apenas 12 minutos en coche. Desde el aeropuerto se alarga un poco, pero te pondrás aquí en cuestión de 30 minutos. Está perfectamente señalizado cuando vas llegando. Hay un gran parking donde dejar el coche y se accede bajando unas escaleras por el acantilado.

charca2¿DÓNDE COMER POR LA ZONA?

En el Charco de los Sargos puedes disfrutar de unas deliciosas costillas fritas y pescado fresco. Sin duda, uno de los manjares de la tierra.

¿CÓMO LLEGAR A EL HIERRO?

Con CanaryFly puedes volar desde Tenerife y Gran Canaria (escala en Tenerife) por apenas 5€ por trayecto. Ya no hay excusas para disfrutar un fin de semana en esta isla que lo tiene todo.