I

Implantes dentales ¿La mejor solución en odontología?

Implantes dentales

Actualmente, se ha extendido entre la población, la creencia de que cualquier problema que tengamos en la boca se arregla con implantes. He llegado a escuchar, y en más de una ocasión: “Buenas. Vengo porque quiero quitarme todos los dientes y ponerme implantes.” ¿Y eso? ¿Qué problema tiene para necesitar extraerse todos los dientes? “No, ninguno. Simplemente es para olvidarme ya, no sufrir más y tener mayor comodidad”.

Y por supuesto, nada más lejos de la realidad. Los implantes dentales son una magnífica solución para reponer piezas ausentes o sustituir dientes inviables de mantener en boca, pero siempre que se pueda, hay que intentar conservar los dientes sanos o aquellos que, mediante tratamientos conservadores,
puedan rehabilitarse y conservar su función.

¿QUÉ ES UN IMPLANTE?

Es un pequeño componente de titanio o titanio-zirconio que se introduce en el hueso maxilar en lugar de la raíz natural del diente ausente. Se coloca en una cirugía ambulatoria con anestesia local. Generalmente, el titanio es bien tolerado por el organismo humano, y se ha demostrado que el hueso forma
una unión sólida con él. Una vez integrado en el hueso, el implante actúa como base para fijar coronas individuales o puentes de varias piezas. También puede utilizarse como anclaje para una prótesis dental completa.

VENTAJAS DE LOS IMPLANTES DENTALES:

    • Conservación de los dientes: cuando el hueco se cierra con un implante, los dientes vecinos no se ven afectados y su superficie natural permanece intacta.
    • Conservación del hueso: los implantes transmiten las fuerzas masticatorias al hueso maxilar, lo que ayuda a conservar el hueso.
    • Más motivos para disfrutar: los falsos paladares de prótesis convencionales no resultan necesarios en las prótesis sobre implantes, por lo que los pacientes pueden sentirse más cómodos al hablar, sonreír o comer.

En definitiva, los implantes dentales pueden devolverle su calidad de vida, además de proporcionarle comodidad y estética.

Lo que tiene un efecto positivo sobre su autoestima, gracias a unos dientes que tienen el mismo aspecto que los naturales y se comportan de la misma forma.

¿DONDE ESTÁ EL PROBLEMA ACTUAL?

El mundo de la odontología ha entrado en una espiral frenética de mercantilismo, ofertas, publicidad engañosa, etc. Y todo lo que tiene que ver con la salud, por desgracia, está pasando a un segundo plano. En todo momento prima el beneficio económico, obtener la mayor rentabilidad posible en los tratamientos realizados siendo la manera más rápida y efectiva para conseguirlo, el reducir costes en el material empleado.

Y aquí radica otro gran problema: hay muchos sistemas de implantes en el mercado, pero no todos son iguales. Las diferentes empresas del sector no ofrecen la misma calidad de implantes ni estos han sido sometidos a pruebas clínicas en estudios a largo plazo. La mayoría de los pacientes no son conscientes de las diferencias que existen entre los sistemas de implantes de distintos fabricantes, por lo que es fundamental tener plena confianza en el odontólogo que nos va a tratar y comprender las diferentes opciones de tratamiento.

CategoriesSin categoría