L

La pasión por el dibujo convertida en una profesión

Fotografías de Emilio Barrionuevo

Gustavo Mederos, natural de Breña Alta (La Palma), tiene 46 años y a los 7 pasa de leer cómics a dibujarlos. Sus trazos no son solo un dibujo. A través de ellos cuenta historias, te hace reír e incluso te invita a reflexionar.

Cuéntanos sobre ti. ¿Cómo empezaste a dibujar?

Desde muy pequeño comencé a interesarme por los dibujos de cómic. Mis padres me cuentan que todos los días visitaba la biblioteca municipal de mi pueblo, en la que pasaba horas y horas hojeando cuentos y cómics sin aún haber aprendido a leer.

También de pequeño, en horario infantil y en blanco y negro, veía en la televisión cine mudo cómico. Los personajes de “Buster Keaton”, “El gordo y el flaco” y “Charles Chaplin” inspiraron luego mis primeras líneas de dibujo.

Durante mi adolescencia, me aficioné más apasionadamente por el mundo del cómic: “Tintín”, “Mortadelo y Filemón”, “Asterix y Obelix”, “Lucky Luke” … Esa afición creció aún más y actualmente soy coleccionista de cómics antiguos.

Siempre fui un niño y un adolescente solitario, no tenía amigos, así que me refugiaba en los cómics. Estos me inspiraron para inventar mis propias historias con dibujos y diálogos. Más tarde, empecé a creas viñetas con mis propios personajes de cómics (Don Facundo, Don Facundido, Don Pepe, Don Baurelio y muchos más), todos de una agencia de detectives.

Fotografías de Emilio Barrionuevo
Fotografías de Emilio Barrionuevo

¿Qué sientes cuando dibujas?

Me siento bien porque dibujo lo que a mí me gustaría ver en un cómic. Cuando me siento ante un folio en blanco, me viene la creatividad y me dejo llevar por mi imaginación, creando personajes e historias. Me siento relajado, contento… En este momento, estoy en mi refugio, un lugar donde estoy solo, yo y mi pasión.

¿Te inspiras en una técnica artística concreta para dibujar? ¿Cómo dibujas?

Mi estilo está inspirado en el estilo franco-belga de la cultura y escuela europea, en concreto, la “línea clara”. También me he inspirado en la Escuela Bruguera, en este caso española, de esa misma editorial.

Al principio, utilizaba solo un folio, un lápiz y una goma. Más tarde, aprendí a usar bolígrafos y rotrings. Siempre he dibujado en mi habitación, mientras escucho música de los años 80 y donde guardo un número incalculable de dibujos (antiguos y actuales).

Fotografías de Emilio Barrionuevo
Fotografías de Emilio Barrionuevo

En los dos últimos años, has participado en varios proyectos. ¿Puedes destacarnos algunos?

He participado en el concurso de la creación del cartel anunciador del carnaval de la “Sardina de los Sauces” en La Palma, una fiesta de interés turístico en Canarias. Mi cartel quedó finalista.

También, he realizado una exposición en un restaurante-museo en La Palma. Fue mi primera experiencia como expositor artístico y, a partir de entonces, el Cabildo de La Palma me propuso participar en el proyecto “Itinerarte”. Un proyecto donde se promociona a futuros artistas de la isla a través de la creación de un itinerario de exposiciones en todos los municipios de La Palma. Ahí, pude mostrar tres de mis obras tras desarrollar un proyecto para ello.

Además, he participado en “Ferias de la Juventud” en La Palma, donde impartí talleres de iniciación al dibujo artístico, con dinámicas sencillas para los jóvenes que participaban, donde también pude exponer mis creaciones.

Recientemente he trabajado en acciones puntuales con el “Equipo Bisagra”. Son facilitadores gráficos “visual thinking” de La Laguna (Tenerife), creando dibujos en mapas conceptuales realizados al momento en eventos, y también con un mural en pared. Y, por último, los dibujos que realizo por mi cuenta, tanto viñetas de cómics como dibujos personalizados.

Fotografías de Emilio Barrionuevo
Fotografías de Emilio Barrionuevo

¿Qué papel juega Plena inclusión Canarias en estos proyectos?

Participar en todos estos proyectos ha sido más fácil para mí por la colaboración y el apoyo de Plena inclusión Canarias. Es una asociación de asociaciones a nivel autonómico que trabaja para ofrecer apoyos y oportunidades a personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y a sus familias.

Plena inclusión Canarias tiene sede en Gran Canaria, Tenerife y La Palma; concretamente en La Palma conocí a Tamara Viñoly, técnico del programa de “Vida Independiente”, quien ha sido mi persona de apoyo en los dos últimos años.

Actualmente estás llevando a cabo un proyecto de emprendimiento para dedicarte profesionalmente a lo que más te gusta. ¿Cómo es ese proyecto y cuál es tu objetivo?

Es un proyecto desarrollado desde Plena inclusión (a nivel nacional) y Plena inclusión Canarias, de emprendimiento con apoyo, financiado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, con cargo al IRPF. Lo llaman “pilotaje” y va dirigido a impulsar proyectos de emprendimiento de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. A principios de 2019 empecé a participar y acudí a una formación en emprendimiento en Madrid, lo que fue una experiencia única para mí en lo personal y profesional.

En esa formación, aprendí las diferentes fases de emprendimiento, e incluso desde Plena inclusión me propusieron diseñar el logo del propio pilotaje. Empecé el proceso, identificando mis áreas vocacionales y definiendo más mis talentos, siendo esa la fase del “estudio de la persona”. Actualmente, me encuentro en las fases de “ideación”, para crear una idea de negocio exitosa, y de “prototipado”, para crear mi modelo de servicio ofreciendo a las personas mis creaciones artísticas.

Además de Tamara Viñoly, quien también ha recibido formación desde Plena inclusión en emprendimiento, cuento con un consultor experto en la creación de nuevos negocios.
Hemos creado un equipo de apoyo formado por Tamara, ese consultor experto, un familiar mío, un empresario del entorno (de Breña Alta) y yo. Con el apoyo de todos y todo lo que estoy aprendiendo, he podido definir mejor diferentes líneas de negocio. Y, más adelante, pasaré por las fases de “piloto”, “puesta en marcha”, “gestión” y “consolidación”.

Mi objetivo es desarrollar mi negocio como dibujante artístico. Me gustaría que las personas quisieran comprar mis dibujos ya creados, que me soliciten dibujos nuevos y personalizados e ilustraciones, y también poder asistir a más eventos como facilitador gráfico. Quiero poder desarrollar más mi talento, creando mi propio puesto de trabajo dedicándome a lo que me gusta.

La pasión por el dibujo convertida en una profesión
La pasión por el dibujo convertida en una profesión

Dibujante de cómics, de dibujos personalizados, de murales, facilitador gráfico en eventos, ilustrador… ¿Cuál de todas esas líneas de negocio es la que más te gusta desarrollar?

Me gustan todas. Lo que quiero es poder hacerlas de forma independiente. No quiero trabajar en ninguna empresa, sino dibujar de manera libre y creativa, atendiendo a los pedidos de dibujo que me hagan, tanto personas, como empresas o entidades públicas. Me gustaría que otras personas valorasen mi trabajo por lo que hago y por lo que expreso con mis dibujos, sea una línea de negocio u otra.

Me veo creando cómics para alguna editorial, o haciendo ilustraciones para libros o textos, y también dibujos personalizados que me soliciten. Cualquier persona o empresa puede solicitarme un dibujo o ilustraciones con una temática concreta, o a través de fotografías donde yo pueda ver el concepto y, a partir de ahí, lo dibujo, pero siempre desde mi estilo propio.

Si alguien quisiera contar con tus servicios como dibujante ¿cómo puede contactar contigo?

Las personas, empresas y entidades públicas pueden contactar conmigo a través de mi número de teléfono 664 69 81 37 o correo electrónico gustavomederos46@gmail.com . También pueden contactarme y ver lo que hago en mis fan pages de Facebook e Instagram: @mederosdibujante.

CategoriesSin categoría