L

Lanzarote se consolida como paraíso mundial de la vela

Textos: Ricardo Terrades
Fotos: Gustavo Martínez

Un año más acuden a Lanzarote un nutrido grupo de regatistas internacionales de la clase 470 a entrenar y optimizar su preparación deportiva de cara a los próximos JJ.OO de Japón. Gustavo Martínez Doreste, entrenador de la Real Federación Española de Vela es el responsable directo de este éxito para nuestras islas.

Son 8 los equipos de 5 países diferentes, los que han elegido Lanzarote para mejorar en su preparación deportiva con la vista puesta en Tokio 2020. De nuestro país han acudido Silvia Mas junto con la grancanaria Patricia Cantero (ESP-18) quienes lograron la 5ª plaza en el último campeonato del Mundo, también Bárbara Cornudella con Sara López (ESP-14) y la tripulación masculina, que realiza funciones de sparring, formada por José Manuel Ruiz y el conejero Alfredo González (ESP-1). Las alemanas Frederike Loewe con Anna Markfort (GER-26) y Nadine Boehm con Ann-Christin Goliass (GER-24). El equipo americano formado por las hermanas Atlantic y Nora Brugman (USA-1836), las suizas Linda Fahrni y Maja Siegenthaler (SUI-5) y las isreaelitas Noya Bar-Am y Shahar Tibi (ISR-11). Todos estos equipos han estado entrenando de manera intensiva desde el 18 de octubre hasta el 18 de enero, en las instalaciones del Real Club Náutico de Arrecife y navegando en diferentes campos de regatas de la isla para poder entrenar con todo tipo de condiciones, incluso llegaron a navegar hasta la recóndita y maravillosa isla de La Graciosa. Sin duda, una experiencia que nadie de ellos olvidará y que ha hecho que vuelvan a repetir aquí este tipo de concentraciones.

¿Y por qué Lanzarote?

La isla de los volcanes ofrece condiciones muy parecidas a las de Enoshima, ciudad japonesa en la que se disputarán las competiciones de vela durante la próxima cita olímpica japonesa. Según Gustavo Martínez Doreste “elegimos venir a Lanzarote por la necesidad de estar permanentemente navegando en un entorno de olas y un alto porcentaje alto de viento superior a los 14 nudos de intensidad”. Pero no sólo eso, en esta época del año también se dan días de poco viento que también son necesarios para una preparación más completa y durante el invierno estos equipos pueden dedicar muchas horas en el agua mientras que en otros lugares se hace muy difícil.


El día a día es muy intenso
 

Gustavo Martínez como técnico responsable, coordina la colaboración de un equipo de fisioterapeutas, médicos, nutricionistas y técnicos que regularmente vienen a Lanzarote. Durante 6 días a la semana se navega unas 4-5 horas diarias (combinando en el programa de entrenamiento: técnica, velocidad, táctica,  comunicación, coordinación, aspectos mentales, etc.). Por las mañanas y tardes realizan un plan de entreno físico y de recuperación con la ayuda de fisioterapeutas además del necesario descanso y una correcta alimentación, en la que no faltan productos Km 0 de Lazarote. Después de cada de día, se analiza la jornada y toman un batido recuperador al llegar a tierra. En esta sala (recovery room) apuntan en una pizarra los aspectos clave del análisis. Y 2 veces a la semana profundizan estos análisis con videos y fotos.
Según Gustavo Martínez “Paralelamente trabajamos con ingenieros que hacen estudios de rendimiento y nos confirman los mejores modos de navegar y la optimización del material, así como tunning y pruebas con astilleros para optimizar el material y elegir las mejores opciones para la cita objetivo: Tokio 2020”.

El 470 un barco muy conocido en nuestro medallero

Se trata de una clase olímpica que a España nos ha traído muchas alegrías. La primera medalla fue la de plata conseguida en Montreal’76 por la pareja Gorostegui-Millet, le siguieron en Los ángeles’84 los canarios Luis Doreste y Roberto Molina, en Barcelona’92 ganábamos tanto en masculino con Calafat-Sánchez Luna como en femenino, con Teresa Zabell y Patricia Guerra. Cuatro años después, en Atlanta’96 Teresa Zabell conseguía otro oro esta vez acompañada por Begoña Via-Dufresne. Y era la hermana de esta última, Natalia Via-Dufresne quien volvía de Atenas’04 con la plata colgada del cuello junto a Sandra Azón. Otros grandes de nuestro deporte compitieron en esta clase como Fernando León, Luis Martínez Doreste, los hermanos Dimas y Juan Luis Wood, Tunte Cantero y Gustavo Martínez Doreste quien participó en los JJ.OO de Sydney 2000 y Ateneas 2004 y logró el subcampeonato del mundo en 1994, ahora vuelve a la clase como entrenador nacional del equipo femenino español con una gran experiencia y realizando un soberbio trabajo con las jóvenes que tiene a su cargo. El objetivo es conseguir una nueva medalla, Silvia Mas-Patricia Cantero tienen claras opciones por su potencial y por los resultados demostrados en los últimos 3 años.

CategoriesSin categoría