mosquitero

Textos y fotografía: Carlos Vermeersch Santana www.carlosvphotography.com Instagram @carlosvphotography

El mosquitero canario u hornero es un ave endémica de Canarias, siendo también una de las aves más frecuentes en su distribución. Es muy parecido y está estrechamente emparentado con el mosquitero común (P. collybita) de Eurasia y el mosquitero ibérico (P. ibericus).

Este pequeño pájaro es de color oliváceo en las partes superiores, en contraste con las partes inferiores de color blanco sucio. La especie canaria difiere de ambas especies mencionadas por ser más oscuro y de P. collybita por tener alas más redondeadas. Habita las islas centrales y occidentales, aunque hubo una subespecie (P. c. exsul) que ocupaba el Valle de Haría en Lanzarote que tenía las partes superiores de color menos castaño y alas más cortas, pero se cree extinto dado que no ha habido más avistamienos desde principios del siglo XX, salvo un posible nido en 1986. Sin embargo, la subespecie superviviente, P. c. canariensis aparece en casi todos los hábitats con vegetación del archipiélago; tan solo se ausenta en los medios más extremos. Además, es un conocido visitante en las plantaciones de naranjos, almendros y otros árboles frutales. Su reclamo es suave y metálico, y puede ser un apresurado “chuif-chuif” o un “chiu-chiu” pausado. Es inquieto pero a la vez grácil, y normalmente se avista revoloteando de forma continua entre las ramas buscando insectos de los que alimentarse. Su naturaleza le dio su nombre genérico Phylloscopus, procedente del griego antiguo φῠ́λλον (phú- llon, “hoja”) y σκοπός (skopós, “observador”). Por otro lado, el nombre “hornero” hace referencia a sus nidos construidos con hierbas secas y musgos cerrados a los que sólo se accede por una entrada lateral, dándole aspecto de horno.

La subespecie de Lanzarote dependía de las retamas situadas en las zonas altas y frescas, pero la destrucción de la vegetación de estas zonas probablemente llevó a su extinción. Afortunadamente su equivalente occidental no corrió la misma suerte, y su abundancia tanto en la naturaleza como en jardines y cultivos hace incluso que Canarias no fuera la misma sin él.

Nombre científico: Phylloscopus canariensis.
Familia: Sylviidae.
Otros idiomas: EN: Canary chiffchaff, NL: Canarische tjiftjaf, FR: Pouillot des Canaries, DE: Kanarenzilpzalp
Longitud: 10-11 cm
Envergadura: 15-21 cm
Fenología: Endémico
Hábitat: Lugares con vegetación, preferiblemente, pinar, laurisilva, jardines y cultivos
Estado de conservación: Preocupación menor.
Distribución: La Palma, El Hierro, La Gomera, Tenerife, Gran Canaria

CategoriesSin categoría