M

Mucho más que música

Textos: Esther Herrera

Llega el verano, el buen tiempo y con él la temporada de festivales. Aunque la mayoría es la música el principal atractivo, son muchos en los que además las impresionantes instalaciones y espacios donde los asistentes se relacionan con auténticos parques temáticos para adultos. Una atmósfera de creatividad que refleja el espíritu del festival, con esculturas gigantes o instalaciones de arte donde disfrutar. La presencia artística se ha convertido en sinónimo de festival de música y muchos de los que han incorporado arte han atraído a más asistentes. Imposible nombrarlos a todos, igual que es imposible exponer todas las efímeras instalaciones que se han creado a lo largo de los años. Estas son sólo algunas muestras:

LOLLAPALOOZA CHICAGO, EE UU

Se creó en Estados Unidos como un festival alternativo formado por bandas de rock, indi y punk rock. Dejó de celebrarse durante años para volver con más fuerza y extenderse por diferentes ciudades del mundo. Lo que empezó como un concierto de despedida de la banda “Jane’s Addiction” se ha transformado en un relevante festival de cultura y música alternativa.

NATURE CONCERT HALL DVIETE, LETONIA

Un evento multimedia en el que a través de la ciencia, escenografía, música y arte tiene el objetivo de concienciar y llamar la atención sobre la importancia de la naturaleza. Para ello, en cada edición se diseña una estructura diferente, un objeto que llame la atención y refleje el tema a tratar cada año en el festival.

SZIGET FESTIVAL BUDAPEST, HUNGRÍA

Uno de los festivales de música y arte más importantes de Europa, con instalaciones de arte, charlas e infinidad de actividades que completan el programa. Durante una semana y con el Danubio de fondo se celebran más de 1000 actuaciones. Cada año hacen un llamamiento internacional recibiendo ideas para el desarrollo y construcción de una estructura en la que se premia además del diseño, la innovación, la reciclabilidad y sostenibilidad.

COACHELLA INDIO,EEUU

Uno de los festivales más reconocidos, además de la música el programa de arte lo convierte en un punto de referencia cultural en el que las instalaciones no son solo exposición, actúan como puntos de referencia, lugares donde descansar o refugiarse del calor.
Es característica su noria, la abundancia de celebrities y la tradición de los asistentes de vestir moda hippie de los años 70.

TOMORROWLAND BOOM, BÉLGICA

Todos los géneros de la música electrónica reunidos en un ambiente que simula un lugar de magia y fantasía que se refleja en el diseño del escenario principal.
Considerado uno de los más importantes del género, los asistentes pueden disfrutar de 15 escenarios cada uno de ellos dedicado a un estilo de música.

ELECTRIC DAISY CARNIVAL LAS VEGAS, EEUU

Comenzó como fiestas rave que organizaban DJ’s en las afueras de la ciudad, actualmente se celebra en más de una docena de países. El diseño y construcción del escenario principal se piensa con todo detalle para que sea mucho más que una pared con pantallas, con unas dimensiones de 35 metros de alto por 121 de ancho acoge a 60000 espectadores.

MYSTERYLAND ÁMSTERDAM, PAÍSES BAJOS

Estilos de música electrónica y una amplia variedad de eventos creativos de colectivos artísticos y compañías de teatro se exhiben en un entorno ideal. Música, cultura y naturaleza se unen para que año tras año sea un punto de encuentro, galardonado por su sostenibilidad es uno de los más veteranos de este estilo.

FLOW FESTIVAL HELSINKI, FINLANDIA

Los finlandeses dan vida a una antigua central eléctrica donde celebran este festival. Donde unen música, arte urbano, diseño y gastronomía.
Una variada selección musical para que tanto artistas consagra- dos como otros emergentes tengan una oportunidad.

CategoriesSin categoría