P

Plena Inclusión Canarias.

Una educación inclusiva que no deje a nadie atrás

Textos: Davinia Miranda.

www.plenainclusioncanarias.org

 

Nuestra sociedad es diversa. Convivimos a diario con personas que tienen intereses, aspiraciones, diversidades sexuales, profesiones, razas, inteligencias y culturas distintas. Las creencias, el arte, las costumbres y las tradiciones son algunos aspectos en los que se refleja la diversidad del ser humano.

Sin embargo, ¿respeta e incentiva nuestro sistema educativo esa diversidad? ¿Reconocemos las diferencias como un aspecto enriquecedor o como un obstáculo dentro de las aulas?

El sistema educativo español sigue presentando una serie de lagunas y debilidades que impiden a los niños y niñas, adultos y adultas del futuro, disfrutar plenamente de su derecho a ser diferentes y a crecer y aprender en una educación inclusiva.

La educación inclusiva supone que todo el alumnado, independientemente de sus características y necesidades, tenga éxito en la escuela ordinaria. Y lo haga sin límites en su desarrollo personal y académico, en su inclusión social y sin determinar su vida presente y futura.

El concepto de educación no está solo íntimamente relacionado con la inclusión. La educación es inclusiva o no es educación. Todos los alumnos y alumnas tienen derecho a recibir la respuesta educativa que precisen, en entornos ordinarios, con los apoyos humanos y materiales necesarios y bajo estándares de calidad y equidad.

ElPara ello, los centros educativos y sus profesionales, familias y alumnos y alumnas deben realizar esfuerzos comunes que conviertan sus instituciones educativas en instituciones inclusivas, y en colaboración continua con los entornos y comunidades inclusivas. Deben aunar los pasos para transformar las culturas, políticas y prácticas educativas con un único fin: eliminar las barreras que impidan la atención a la diversidad y hacer real el derecho de todo el alumnado a participar y aprender en una escuela diseñada por y para todos y todas.
Es vital que esa transformación se lidere desde el equipo directivo, los profesores del aula ordinaria, los profesores de apoyo a las necesidades educativas, los orientadores educativos, las familias, el propio alumnado, otros profesionales… y, primeramente, desde la propia Administración Educativa.

La Administración Educativa canaria en su nuevo Decreto de Atención a la Diversidad (2018), considera la atención a la diversidad como un principio fundamental, añadiendo en su preámbulo que la educación inclusiva consiste en mantener altas expectativas respecto a todo el alumnado, trasladando el foco de atención del alumnado al contexto, añadiendo que las condiciones personales del alumnado no son tan determinantes como sí lo es la capacidad que tengan los centros educativos para acoger, valorar y responder a la diversidad de necesidades de los alumnos y alumnas.

Esto implica un nuevo modo de pensar, un cambio en las creencias profundamente arraigadas entre muchos educadores. Implica que el profesorado mantenga actitudes y expectativas positivas respecto a todo el alumnado y a sus posibilidades de éxito, así como reflexionar sobre la propia práctica docente, las metodologías desarrolladas en el aula, los recursos utilizados y la influencia de las condiciones contextuales en los aprendizajes.

Requiere distanciarse de las explicaciones del fracaso escolar basadas en las características individuales del alumnado y en sus dificultades de aprendizaje, concentrándose más en analizar las barreras que frenan la presencia, participación y aprendizaje del alumnado en el aula ordinaria, tal y como defienden los considerados “padres” de la educación inclusiva, Booth y Ainscow (2002).

Para contribuir a ese cambio de mirada, es que Plena inclusión Canarias (asociación de entidades a favor de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y sus familias) desarrolla un programa de “Educación Inclusiva” desde el año 2017, impulsado por Plena inclusión España.

Desde este programa se desarrollan pilotajes de transformación en centros educativos (creando tándems de colaboración entre centros ordinarios y centros de educación especial), gracias a la financiación del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad del Gobierno de España.

El objetivo de dichos pilotajes es implementar en la práctica cotidiana recursos y metodologías que han demostrado su eficacia, desarrollados por equipos promotores (formados por profesorado, familias y alumnado), quienes apuestan por generar un aprendizaje compartido mediante una metodología común.

Dichos pilotajes han podido enfocarse en la accesibilidad cognitiva, patios inclusivos, autodeterminación, apoyo conductual positivo, derechos u objetivos de desarrollo sostenible 2030, desarrollándose en las islas de Gran Canaria y La Palma.

Seguir avanzando, creando instituciones inclusivas es responsabilidad de toda una sociedad, sin miedos, defendiendo el derecho de todas las personas a aprender a lo largo de toda la vida, tener presencia y participar.

Plena inclusión Canarias

Sede Gran Canaria
C/ Juan Manuel Durán González, 50 35010 Las Palmas de Gran Canaria 928227077

Sede Tenerife
Centro de entidades de voluntariado. Rambla de Añaza, Grupo de viviendas 88.
Parcela I-14 nº 3. Santa Cruz de Tenerife 608 673 587

Sede La Palma
Calle Benahore, 4. Breña Alta 664 698 137  

Sitio web: www.plenainclusioncanarias.org
Correo electrónico: info@plenainclusioncanarias.org

CategoriesSin categoría