P

Practicar Yoga observando la motivación de tus acciones

Yoga para la salud

Textos: Isabel López Fabre

Una vez leí que enseñar yoga transformará tu vida, devolviendo constantemente tus motivaciones iniciales para practicar y añadir una claridad abundante a las primeras preguntas que te hiciste sobre esta disciplina. Preguntas cuyas respuestas cambian con el transcurso de tu vida. ¿Quién soy? ¿Qué me hace feliz y equilibrada? ¿Cómo puedo hacer que las cosas se vuelvan más fáciles y firmes en mi vida?

Recordando estas palabras, hoy me doy cuenta que sin duda es una profesión que me ha hecho evolucionar, y que esa evolución la veo también en aquellos alumnos y alumnas que vienen con una motivación y en el camino se encuentran con que no sólo acuden a las clases de yoga para huir del ritmo de vida de la sociedad actual, tratando de reducir el estrés, sino que a través del trabajo del cuerpo físico comienzan a escuchar su interior, equilibrándose y conectando con la esencia de la sensación de bienestar general.

Cada práctica personal, cada clase que ofrezco, es una oportunidad para seguir aprendiendo. Aprendiendo sobre mí y sobretodo sintiendo como si todo comenzara de nuevo.

La enseñanza y la práctica del yoga emergen de diferentes culturas. Conectar con esa influencia me hace ser más consciente de por qué hago lo que hago y cuánto me gusta hacerlo. Es una profesión que se convierte en tu estilo de vida, en la que estás continuamente indagando, estudiando, aprendiendo…

Una clase de yoga se puede enfocar de diferentes maneras. Según el estilo, los niveles, el estado de ánimo de la profesora o el profesor… Puedes incluir posturas relacionadas con la estación del año en la que te encuentras, incluso centrarte en alguna parte del cuerpo concreta. Las clases a las que he acudido como alumna en diferentes partes del mundo, me han enseñado que no depende de un solo factor (generalmente el físico) para conectar con lo que una práctica de yoga significa. En mis clases me gusta incluir una meditación, a veces al inicio de la clase, a veces al final.

¿Por qué meditar?
Aunque el estado meditativo es una actitud, las técnicas de meditación nos ayudan a conseguir ese estado, aumentando nuestra capacidad de concentración y creatividad, mejorando la auto gestión del estrés y la ansiedad. No es necesario ser un experto o llevar muchos años meditando, con sentarte unos minutos al día y prestarle atención completa a tu respiración ya estás meditando. Meditar en movimiento es mucho más sencillo de lo que nos creemos: presta atención plena a cada paso que das, siendo consciente de tu respiración, y… ¡Voilà! Sin darte cuenta estás meditando.

En los Yoga Sutras de Patanjali se refleja que una vez que empiezas a identificar tus klesha (obstáculos personales) por medio de una práctica de yoga consciente, serás capaz de fijarte mejores propósitos y resetear tu senda kármica.

El Yoga Sutra 2.12 dice “Los obstáculos (kleshas) son terreno fértil para las tendencias que dan origen a acciones y a consecuencias (karma) de ellas. Dichos obstáculos se experimentan como obstáculos visibles e invisibles”

Este Sutra te pide que prestes atención a los klesha que perfilan tus propósitos, y por consiguiente tu karma.

Yoga es un arte y cada persona que lo practica se convierte en un artista que experimenta con las sensaciones que te ofrece cada práctica. Expresamos el arte a través de nuestro cuerpo y nuestra mente, así como los músicos lo hacen a través de un instrumento.

TADASANA (POSTURA DE LA MONTAÑA)
Es una de las posturas donde estarás de pie firme y recto como una montaña, tomando conciencia sobre tu cuerpo

Yoga Tadasana

Mejora la alineación del cuerpo. Corrige la mala postura, ya que estira y endereza la columna vertebral. Tonifica los músculos de los glúteos. Si padece una dolencia de los discos intervertebrales has de ser precavido y será mejor practicar ésta asana de pie frente a una pared.

DANDASANA (POSTURA DEL BASTÓN)
Es una postura básica sentada que ayuda a aumentar tu fuerza de voluntad y mejorar tu estabilidad emocional.

Yoga dandasana

Alivia la asfixia, la congestión (ideal para asmáticos). Fortalece los músculos del pecho y tonifica las paredes abdominales y los músculos de la columna y las piernas. Reduce la acidez y alarga los isquiotibiales.

SAVASANA (POSTURA DEL CADÁVER)
El cuerpo está inmóvil, pero la mente atenta. Es una de las posturas más importantes ya que es donde todos los beneficios de la práctica de yoga se interiorizan, dejando que el cuerpo y la mente se conviertan en uno, experimentando el silencio.

Yoga savasana

 

Ayuda a aliviar la tensión nerviosa, la migraña y el insomnio. Relaja el cuerpo y facilita la respiración. Calma el sistema nervioso y aporta paz mental practicar ésta asana de pie frente a una pared

CategoriesSin categoría