S

Seguridad en internet para menores

Ciberseguridad para menores


Entrevistamos a Rodrigo Melián, experto en derecho informático, delitos tecnológicos y profesor universitario sobre la protección de niños y adolescentes.

¿QUÉ CLASE DE DELITOS SUELEN COMETERSE CONTRA LOS MENORES HACIÉNDOSE USO DE INTERNET?Sexting, sextorsión, ciberacoso, ciberbullying y grooming, son los más frecuentes. Podemos definirlos brevemente:

SEXTING: se produce cuando una persona divulga, revela o cede fotos o contenido audiovisual de otra persona sin su permiso, y el contenido menoscaba gravemente la intimidad personal del afectado. Estas fotos o vídeos suelen ser en actitud erótica.

SEXTORSIÓN: es la mezcla entre sexting y extorsión. Se produce cuando una persona amenaza con divulgar públicamente fotos o contenido audiovisual de otra sin su permiso, y el contenido menoscaba gravemente la intimidad personal del afectado. Para que esto no llegue a producirse, el extorsionador pide dinero a la víctima u otro tipo de condicionantes.
También estos contenidos suelen ser en actitud erótica.

CIBERACOSO: es el acoso, hostigamiento, humillación y persecución hacia una persona, ejercido por una o varias personas a través de medios digitales.

CIBERBULLYING: es el acoso, hostigamiento, humillación y persecución hacia un niño o adolescente, ejercido por uno o varios menores a través de medios digitales.

GROOMING: se produce cuando un adulto se hace pasar por menor aprovechando los medios digitales, como por ejemplo, las redes sociales. Lo hacen con la finalidad de quedar con ellos físicamente, sonsacarles datos de sus familias, para que les envíen fotos eróticas, etc.

Según el Gobierno, los delitos por acoso sexual a menores en Internet se han cuadruplicado en cuatro años. ¿Cómo debe actuar un padre ante la sospecha de que su hijo puede estar sufriendo acoso por Internet?

Sobre todo hay que establecer comunicación con los menores, ya que muchas veces se encierran en su “mundo digital” y no nos cuentan nada. Si notamos un cambio en su actitud, que no quiere salir, que no quiere ir al colegio, entre otros signos o evidencias, debemos hablar con ellos. Si son pequeños es importante instalar una aplicación de control parental que nos ayude a controlar su navegación y accesos a Internet. Pero sobre todo, charlar con ellos y comunicarles los peligros que encierra Internet, un lugar tan apasionante como peligroso.

¿Qué hábitos deben tener en cuenta los padres de niños y adolescentes para que estos hagan un uso racional de las tecnologías de Internet?

Hay dos factores importantes: el tiempo que están conectados a Internet y la información a la que acceden.

Hay dos factores importantes: el tiempo que están conectados a Internet y la información a la que acceden. Teniendo en cuenta estos dos puntos estableceremos conversaciones con ellos para que conozcan los peligros que pueden acechar detrás de las redes. La comunicación con nuestros hijos es muy importante. Pero si nos damos cuenta, esto nos lleva a un factor importante, y es que los padres deben conocer este tipo de peligros, por lo que los padres también debemos formarnos e informarnos para conocer los peligros que pueden correr nuestros hijos en las redes.

¿Cuál es el perfil medio de un sujeto que emplea Internet para atentar contra un menor?

Como comentábamos antes, Internet da ventajas como las del anonimato, la rapidez y la comodidad, y son ventajas que utilizan estos ciberdelincuentes para esconderse, moverse y crearse mil perfiles diferentes, por lo que crear un perfil común y general es complicado. Lo que sí podemos es definir los perfiles que intervienen en un caso de ciberacoso o ciberbullying:

• Acosador o agresor: suele ser una persona con necesidad de dominar, con baja tolerancia a la frustración y con muchas dificultades para asumir normas o reglas.

• Acosado o víctima: suele ser una persona con un bajo concepto de sí misma, con dificultades para relacionarse, con pocas amistades y que incluso sufre acoso fuera de las redes.

Observadores o espectadores: perfil importante que pasa desapercibido. No actúan por miedo a convertirse en víctimas. Actúan con indiferencia, falta de empatía o no tienen valor para enfrentarse al agresor o ayudar a la víctima.

charla rodrigo melian

¿Qué medidas hechas en falta en los centros escolares para prevenir la ciberdelincuencia vinculada a menores?

Más formación sobre los peligros que encierra Internet, sobre pautas de navegación, sobre cómo identificar archivos que puedan esconder peligro, etc. De hecho, y lo comento aquí públicamente, he comentado tanto en entidades públicas, entidades privadas, entidades de formación y entidades responsables de Educación, el crear una asignatura que se llame “ÉTICA DIGITAL” y que abarque estos puntos que nos están afectando y que lo harán mucho más en los años que nos vienen, y hay que ir formando tanto a los menores como a los adultos, sobre todo si son padres, educadores o pertenecen profesionalmente al sector social.

Sinceramente, ¿crees que a los adultos se nos ha ido de las manos el uso masivo de las redes sociales para compartir contenido que compromete nuestra privacidad?

Sí, sin ninguna duda. La falsa confiabilidad que ofrecen las redes sociales a los usuarios oculta los peligros a los que nos expone Internet. Los usuarios creen que están a salvo de todo peligro y exponen su vida en la red mediante fotos, vídeos, mensajes personales, opiniones, divulgación de lugares que frecuentan habitualmente, etc. Y estos datos e información pueden ser utilizados por los “delincuentes digitales” o “ciberdelincuentes”.

Si somos observadores de algún caso de ciberacoso o ciberbullying y nos da miedo actuar, debemos, al menos, comunicarlo a terceras personas que puedan ayudar a quien está sufriéndolo.

Rodrigo, eres padre. Hemos observado que en tus redes no publicas fotografías relacionadas con tu vida personal. ¿Por qué?

Precisamente por lo que comentaba anteriormente. Debemos saber que nuestros datos, una vez están subidos a Internet, son vulnerables dentro de la red y estamos expuestos a cualquier ciberataque. No decimos que no haya que publicar fotos o vídeos en Internet, simplemente hay que tener un poco de “sentido común” y no exponer datos privados o personales en la web.

En las múltiples charlas que has dado a profesionales, padres, menores… y en la interacción que has tenido con ellos, ¿qué conclusiones obtienes? ¿Has observado mucha desorientación en este asunto?

Mis conclusiones son positivas, pero todavía nos queda mucho camino para que los usuarios estén al día en estos temas. Existe una carencia formativa, sobre todo en los adultos, pero a la misma vez puedo observar el interés de estos adultos, sobre todo en los que son padres, en aprender acerca de los peligros que acechan en la red y cómo poder prevenirlos, y ese interés es el gran punto positivo con el que debemos quedarnos para avanzar en este campo.

CategoriesSin categoría