Y

Yoga, más que un entrenamiento físico

Yoga

Practicar deporte o alguna actividad física diaria es importantísimo para nuestra salud. Si, además, combinamos dicha actividad con una buena alimentación, el resultado será favorable para nuestro organismo.

He estado ligada al deporte toda mi vida. Me ha hecho sentir muy bien la mayoría de los días que los he practicado, independientemente de la disciplina que fuera.

Las asanas, a diferencia de otras actividades físicas, aportan estabilidad al cuerpo, los sentidos, la mente y la conciencia.

Sin embargo, me gustaría poner sobre la mesa un matiz: la mayoría de tipos de ejercicio físico son competitivos. Yoga, en cambio, no lo es. Pero esto no lo hace menos interesante, más simple o menos difícil. La dificultad de esta práctica reside en la fuerza de voluntad que exige. Se trata de una competición entre nosotros mismos y nuestro cuerpo.

Cualquier deporte o ejercicio físico que practiques implica movimientos corporales bruscos y rápidos. Consisten en acciones repetitivas que, a menudo, conducen a un sobreesfuerzo, tensión y fatiga. Sin embargo, las asanas (posturas yóguicas) implican movimientos que aportan estabilidad al cuerpo, los sentidos, la mente y la conciencia. Practicar yoga aportará un desarrollo integral, ya que participan plenamente el cuerpo y la mente.

Todos podemos hacer yoga. Simplemente hay que adaptar las asanas a las necesidades de cada persona de acuerdo con su constitución y condición física específica.

Asanas para el core

Las asanas se basan en las tres posturas humanas básicas: de pie, sentados o tendidos. Son una serie de movimientos que tienen un orden lógico que debemos interiorizar. Éstas pueden curar dolencias físicas y recuperar la estabilidad en el cuerpo, ya que tonifican, fortalecen huesos y músculos, corrigen posturas, mejoran la respiración y aumentan la energía.

“Después de una sesión de yoga, la mente se queda tranquila y pasiva” Maestro Iyengar.

La salud no es solo la ausencia de enfermedad. Para gozar de buena salud, las articulaciones, los tejidos, los músculos, las células, los nervios, las glándulas y todos los sistemas del cuerpo deben estar en un estado de perfecto equilibrio y armonía.

A continuación se explican varias asanas de yoga que ayudarán a fortalecer tu core y a darle mayor estabilidad a tu práctica de yoga, así como otras 3 asanas para prevenir y curar lesiones de hombros. Todas estas posturas podrás combinarlas con tu rutina de ejercicios diaria si no tienes aún una practica regular de yoga.

Asanas para hombros

CategoriesSin categoría